domingo, 19 de marzo de 2017

cinco minutos al día a tu bipolaridad



En los últimos años he dedicado mucho tiempo a pensar en mí y en lo que ha supuesto la bipolaridad en mi vida. Cada día me limita menos porque conozco muy bien mis riesgos aunque también siento cada vez menos miedo a hacer una vida con mucha libertad. Te recomiendo que dediques todos los días un tiempo a pensar en tu bipolaridad. Yo lo he hecho en los últimos años y me ha servido de mucho.

La clave para la remisión del trastorno bipolar para mí está en cuidarme mucho y tener una vida lo suficientemente estimulante. De esta manera, disfruto todos los días y puedo seguir con mi dedicación a la bipolaridad: una verdadera pasión. Son ya ocho años los que llevo acumulando conocimiento y experiencia personal en la dirección de la asociación Esperanza Bipolar en Bilbao. He visto tanto que ya pocas cosas me sorprenden. La que todavía más me sorprende es lo poco que tarda mucha gente en recuperarse cuando llegan a las reuniones de los grupos.

La bipolaridad es todo y nada en mi vida, ahora mismo. Todo, porque dedico mucho tiempo a mantener mi salud sin perder de vista todo lo aprendido. Y nada, porque me siento incluso mejor que antes de ser diagnosticado de trastorno bipolar. 

domingo, 12 de marzo de 2017

¿Que cómo me lo monto?



El otro día me dice una persona a la que he visto dos veces en los últimos treinta años:

- ¡Cómo te lo montas!

Es curioso ver cómo las personas nos montamos una película de dos horas escuchando una sola frase. A las cuatro de la mañana, cuando estoy leyendo una novela para despistar el dolor, me lo monto bien dentro de las opciones que tengo. Y a las dos y media de la madrugada, cuando me tomo una pastilla para dormir, me lo monto genial. Con dolor crónico necesito todavía alguna droga. El problema es que, después de tomarla, me despierto de peor humor. Son los únicos momentos del día que cambiaría si pudiera.

Ahora voy a lo importante. Me lo monto muy bien. Entre todas las opciones que tengo, siempre me quedo con la mejor. Me ha costado perfeccionar el método mucho tiempo y me va de maravilla. Si un libro se escribiera en un mes empezaría hoy mismo uno con un título sugerente: "Cómo aprendí a montármelo para ser feliz siendo bipolar".  Si llego a los diez mil de mi primer libro, igual me lo planteo. Aunque antes habré escrito otros seis.

 

sábado, 4 de marzo de 2017

sábados de blog sobre el trastorno bipolar



A partir de ahora, escribiré en mi blog sobre el trastorno bipolar el fin de semana. El canal de YouTube que acabo de estrenar hace dos semanas, me ocupa un tiempo que no puedo robar a otras actividades a las que me dedico.

El otro día estuve en un bar escribiendo sobre una servilleta. Lo hago casi todos los días acompañado de un libro y un café con leche. De esta manera, ando por la mañana hasta la cafetería lo necesario para sentirme bien y llevar mejor el dolor físico de mis pies y piernas. Por la tarde, muchos días también camino para salir a la calle y moverme. Esta rutina me acompaña desde que sufrí el accidente tan grave que casi me cuesta la vida.

Han pasado muchas cosas desde aquel año 2006 tan doloroso para mi familia y para todos las personas cercanas. No me duele recordarlo, y ahora tengo la sensación quizás equivocada  de que aquella experiencia ha hecho mi vida más valiosa. Sin embargo, todo lo que se perdió aquel día nunca se podrá recuperar. 

miércoles, 22 de febrero de 2017

estadística sorprendente



Ocho de cada diez personas que pierden peso con una dieta lo recuperan en dos años. Quizás no te haya sorprendido tanto, a mí sí. Cuando las personas dicen que es imposible recuperarse del trastorno bipolar supongo que pensarán lo mismo que las personas que han recuperado su peso dos años después respecto a las que sí lo han logrado.

Sé que no es el mejor ejemplo posible, pero algunos comentarios de las redes sociales me hacen ver la realidad de esta manera. Salvando las distancias, porque muchas personas que sufren el trastorno bipolar no saben, o ni siquiera intuyen, qué les ha pasado o por qué han sufrido tanto. El cerebro es muy delicado y si sufre en exceso la recuperación se vuelve más improbable.

No se dice nada respecto a qué dietas funcionaron con determinadas personas. Tampoco si las personas siguieron la dieta por su cuenta o si pasaron hambre. Si fueron asistidos por algún médico o bien por un nutricionista. Esa estadística es la que me hubiera parecido interesante.



martes, 14 de febrero de 2017

Mi canal de YouTube



Desde la semana pasada tienes un vídeo diario en mi canal Esperanza Bipolar. Aunque te contaría los motivos que me han llevado a comenzar este año con la intención de subir todos los días algo para ti a Youtube no creo que merezca la pena. Además, el principal siempre es el más importante. Me siento capaz de hacerlo sin ningún problema para mi salud.

Sabes, si me lees, que me encanta escribir. De hecho, no pienso dejar de hacerlo en este blog ni en mis libros. La realidad es que a mucha gente le cuesta leer. Sin embargo, ver en vídeo requiere de una atención diferente y resulta más fácil para la mayoría. Si todavía padeces la enfermedad, yo te recomiendo que me sigas leyendo porque el aprendizaje es más profundo. Yo he leído mucho y te puedo asegurar que tiene mil y unas ventajas. 

Si haces click en este enlace, puedes ver la presentación de lo que voy a hacer cada día de la semana. Dentro de muchos años, podré escribir un libro que se titule: "Yo tuve un canal de YouTube". Lo dejo aquí escrito para que nadie se apropie de la idea. Y si lo hace, y escribimos dos libros con el mismo título, aquí queda la prueba de mi defensa. :))