miércoles, 16 de noviembre de 2011

el trastorno bipolar y la evolución





Este año que termina es un año muy especial para mi. Me he sentido tan bien como hacía quince años que no lo hacía. La evolución de una persona diagnosticada con trastorno bipolar puede ser muy positiva, pero depende de muchas circunstancias personales. No todas las personas se enfrentan a las mismas dificultades en la vida, ni todos tenemos los mismos recursos, pero siempre podemos encontrar nuevos recursos para enfrentarnos a las dificultades que nos toquen. Algunos, como la psicoterapia, lamentablemente requieren de recursos económicos pero la salud es mucho más valiosa que el dinero. Sacrificar lo prescindible para invertir en la salud es la mejor inversión. Otros recursos son más asequibles, como los libros. Y muchos otros, y muy valiosos, gratuitos como la ayuda de cualquier persona dispuesta a ayudarte con su cariño y atención.

La evolución es tan importante como valorar tú mismo si este año ha sido mejor que el pasado o no. Sacar conclusiones respecto a qué lo ha hecho mejor o peor pueden ayudarte a que el año próximo te alegres de los pequeños cambios que hayas podido afrontar al darte cuenta de qué es aquello que te sienta bien. Me planteo el trastorno bipolar como una marathon o una carrera de fondo. Consolidar la estabilidad afrontando nuevos retos me ayuda a sentirme centrado en la vida. Si logras alcanzar el bienestar psicológico, te darás cuenta de que los miedos se van diluyendo, y con ellos las limitaciones.

Todos, con el tiempo, aprendemos a identificar aquello que nos desestabiliza. Al principio no es fácil descubrirlo pero las experiencias amargas y las crisis ayudan a no repetir las mismas equivocaciones. Esquivar situaciones o cambiar hábitos pueden ayudarnos a evitar, en cierta manera, la euforia, pero mantener el motor de la ilusión en marcha necesita de otras actitudes.La convicción de que puedes salir adelante con mucha tranquilidad y paso a paso es imprescindible para empezar a recuperar la salud . La tranquilidad te ayudará a encontrar alternativas que nunca habías considerado a problemas que creías sin solución. La tranquilidad es el caldo de cultivo de la creatividad, las grandes respuestas suelen aparecer después de mucho tiempo de repensar las preguntas. Aquí no hay reglas mágicas, ni todos nos planteamos las mismas preguntas ni a todos nos sirven las mismas respuestas.

Y para terminar, si quieres dejar un comentario contándonos cómo es tu evolución todos podremos aprender un poco de tu experiencia. :)

15 comentarios:

  1. Evolucinar, avanzar, crecer, desarrollarse. Parece algo inevitable en el curso natural de la vida. Por más zancadillas u obstáculos que haya. Por muchas caídas y alzadas que aparezcan. Evolucionar, visto así, es irresistiblemente inevitable. Aunque no lo parezca aunque perdamos la perspectiva de ello, estamos programados para ello. Ahora bien, ¿evolucionamos como quisiéramos?. ¿Somos rectas y esbeltas hayas siempre hacia lo alto o tenemos el tronco y las ramas conformados por los fuertes vientos?. "Hasta en calma tienen la forma del viento algunos árboles". Sólo hay que mirar los árboles. Todos los que no caen, crecen, evolucionan. Con distintas formas y bellezas y allá donde pueden hundir sus raíces.
    Apartaré este minirrollo metáforico e intentaré ser un poquito más pragmático. El padecer este trastorno, su disfrute y dolor, el atemperarlo con el tiempo, ha supuesto que en un principio me olvidara de viejas pajas mentales, que asentara mejor mis pies sobre la tierra, que diera con un mayor gozo por vivir, que descubriera nuevos disfrutes y que en suma paladeara con muchísimo gusto el estar bien.
    Los cambios se suceden, continuamente cambiamos. Algunos cambios, pocos, suponen un antes y un después. La mayoría son tan imperceptibles como el crecimiento de un árbol día a día, por poner un ejemplo. Un buen día te das cuenta cuando oyes a alguien más joven diciendo que dice lo que dice porque es joven, aunque nunca hayas dejado de pensar que eres joven ya ves una diferencia de maduración, de desarrollo.
    Y ahora intentaré ser analítico y objetivo: Cuando aparece este trastorno, esta fuerte herida en el tronco que puede llegar a comprometer seriamente su supervivencia, toca cerrarla como sea y luego cuidarla. Hay que pasar por las fases de enfado, furia, resignación, duelo, hasta llegar a la de aceptación en la que por fin el dolor ha cesado y de alguna manera has hecho las paces contigo y con el mundo. Después y tras esta necesaria convalecencia toca salir al mundo y fortalecerse nuevamente, sabiendo y contando con que vendrán otras tormentas. Entonces uno bien puede llegar a la fase del agradecimiento. Das gracias por estar vivo, por sentir lo que sientes, por lo que consideras tu especial sensibilidad para vivir las emociones o los afectos. Y aquí es cuando vuelves a estar en comunión con la vida y con lo que tiene la vida. Y saborear preciosos momentos aunque asusten un poco su intensidad, permitirte ser uno con lo que te rodea, aunque sea un breve momento maníaco. Uno conoce ciertos mecanismos ya. Sabe que si se da un bajoncillo, luego viene la subidilla. ¿Por qué no agarrarse un poquito a ella?.
    Me parece que no he sido ni muy analítico, ni muy ordenado en mi exposición. La verdad es que hoy estoy especialmente sensible y expansivo. En otra ocasión espero ser más certero.

    ResponderEliminar
  2. I´m sorry. Se me olvidaba. Espero que te resulte provechoso el congreso. Ya nos contarás algo. Hazles llegar tu mensaje y disfruta.

    bye

    ResponderEliminar
  3. La evolución respecto a mi TB?? ahora mismo, entre asustada, con miedo, miedo a meter la pata o a volverla a meter, paralizada por el miedo, cansada, aburrida, harta. . . de bajón.

    El comentario de Theoros me hace pensar que puede que no haya completado mi duelo con la enfermedad.

    Gracias, una vez más por las reflexiones.

    ResponderEliminar
  4. Theo, me siento identificado con todo lo que cuentas, excepto con los momentos que pueden llegar a asustarte por su intensidad. Me resulta difícil volver a vivirlos porque padezco dolor crónico y, sin embargo, el riesgo puede estar ahí, a la vuelta de la esquina. De todas formas, cuento con recursos psicológicos para evitar la euforia que espero me sirvan en un futuro. Es verdad que has sido expansivo, pero también muy claro :)
    Y a ti, Ana, sólo decirte que todas las sensaciones que tienes son humanas, y muy comprensibles después de haber sufrido, yo también las recuerdo bien. El tiempo, si consigues la estabilidad, disolverá el miedo, el cansancio y todo lo demás. Tómalo como algo pasajero, ya verás como lo vas dejando atrás.
    Un abrazo para los dos, me gusta más el diálogo, que el monólogo :))

    ResponderEliminar
  5. una de las maneras que he aprendido a controlar mis impulsos ,es haciendo ejercicios de meditacion.
    pero hay que ser consientes d eno dejar de acerlo y ser constantes ,que a mi esto me cuesta un poco,porque siempre busco sensaciones distintas,
    pero sera cuestion de proponerselo y tirar hacia delante ,que la saludo es lo mas importante,

    Francisco

    ResponderEliminar
  6. La meditación es una buena técnica para relajarse, Francisco. No la he utilizado nunca, pero conozco quien sí la practica. Para manejar el estrés cualquier actividad relajante ayuda. A veces, es tan sencillo como incorporar a tu rutina tres actividades que te permitan bajar revoluciones. Yo no busco sensaciones distintas, hace tiempo encontré aquello que me provoca sensaciones agradables y, para mi, ha sido un verdadero hallazgo. Desgraciadamente, me había convertido en un experto en sensaciones desagradables y sufrimiento emocional. En este sentido, me considero un superviviente y una persona muy afortunada.

    ResponderEliminar
  7. me ha gustado mucho leer tu texto ya que yo también padezco tu problema.ahora he tenido una fase depresiva dificil y estoy intentando salir de ella. me diagnosticaron hace poco aunque ya a los 25 años tuve un intento autolítico y tuves que estar ingresada.desde entonces altibajos pero sin diagnostico claro hasta .voy haciendome a la idea aunque sé que no será un camino de rosas.animo a todos aquellos que se encuentren en la misma situación o parecida.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo, no es un camino de rosas pero no olvides de ir alfombrando tu camino de "rosas" porque es la única manera de salir adelante. Ójala con el tiempo sientas que has retomado tu vida allí donde la dejaste abandonada por el sufrimiento. Piensa que es posible :)

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Toda vivencia es un aprendizaje; los que vivimos situaciones emocionales extremas, tenemos que aprender a admitir nuestra forma particular de ser e ir puliendo nuestras partes negativas, con el fin de aprender lo que nos perjudica (si perjudica a otros nos termina perjudicando siempre). Esta es mi manera de cambiar mis indeseables pensamientos de culpa por esperanza y auto-confianza. Saludos a tod@s, es un placer leer sus narraciones.

    ResponderEliminar
  11. Para mí lo mejor ha sido no escribir sobre mis sentimientos día a día... se que es genética en mi caso. Me ha salvado la fe en la medicina y en los médicos. Me dijeron toma ésto y "padentro". Eso sí, mi infierno ha durado 40 años hasta que se pudo hacer el diagnostico exacto. Ese día fue uno de los más felices de mi vida. Al fín mi situación, mi alma, lo que yo sentía... tenia un nombre : BIPOLARIDAD :) Estable :D

    ResponderEliminar
  12. Eso sí, mi infierno ha sido tan doloroso, que ahora que estoy bien, solo quiero paz... paz...ver una margarita, un dibujo ... esas pequeñas cosas... paz, se que lo entendereis :) paz...

    ResponderEliminar
  13. Jesús, perdona el retraso pero no había visto tu post. Un sí a todo lo que propones.

    Anónimo, siento mucho que tu diagnóstico haya tardado 40 años en llegar. Es una inmensa fortuna que después de tanto sufrimiento, supongo, con una simple "padentro" hayas recuperado la estabilidad y me alegro mucho por ti. Margaritas, dibujos y lo que haga falta :)

    ResponderEliminar
  14. A día de hoy, la teoría de la evolución está tan abierta a dudas como la teoría que sostiene que la Tierra gira alrededor del sol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Johan, aquí me has sorprendido. No pensé que eras un escéptico respecto a la ciencia. ¿Qué opinas respecto al trastorno bipolar? :)

      Eliminar